¿Son mejores los profesores de inglés nativos?

¿Son mejores los profesores de inglés nativos?

Muchas familias que buscan clases particulares de inglés para sus hijos, limitan las opciones a un profesor de inglés “nativo”... Es decir, inglés, americano, australiano o que tenga acento nativo... Dan por hecho que un profesor nacido en un país de habla inglesa se convierte automáticamente en el mejor profesor para impartir clases de inglés. ¿Eso es así? Claro que no…

Aprender inglés con un profesor nativo o no-nativo.

¿De dónde viene esa idea fija por encontrar un profesor nativo? Por un lado, las clases de lengua española en el cole, las imparte un profesor español, con acento español, y por tanto queremos otra opción similar para las clases particulares de inglés en casa. Y por otro suponen un esfuerzo económico importante por lo que queremos toda la garantía. Parece comprensible.

Sin embargo, si nos preguntamos, en qué consiste ese deseado acento nativo, no debería sorprendernos saber que muy poca gente “nativa” habla como la reina de Inglaterra. De hecho hay cientos de acentos diferentes, cada uno con su pronunciación particular. Y algunos como el escocés, irlandés, o del norte de Inglaterra, bastante difíciles de entender para un nivel A2, B1, incluso B2. Tampoco es muy recomendable intentar imitar el acento “picho” de la casa real si queremos hacer amigos por el mundo anglosajón.

Otro dato interesante es que hoy en día hay más gente no nativa por el mundo hablando inglés (como segundo idioma) que gente nativa. ¿Por qué es relevante ese dato? Porque el “acento no nativo” es el que está más presente en la comunicación internacional de negocios y relaciones comerciales.

Por lo tanto, si nuestro objetivo es alcanzar una competencia profesional, es más importante hablar un inglés correcto e inteligible, que un inglés purista en cuanto a acento y pronunciación. Resulta curioso que muchas veces se entiende mejor a un alemán hablando inglés que a un escoces.

 

 Ventajas de profesores no nativos

Es más, un profesor “no-nativo” tiene una ventaja didáctica innegable comparado con su compañero nativo. El no-nativo o el bilingüe ha aprendido el inglés como segundo idioma y por lo tanto puede empatizar perfectamente con un alumno que se propone el mismo reto.

Ese docente ha tenido que aprender la gramática y el vocabulario a través de clases, trabajo personal y tal vez inmersión, igual que su alumno actual. Eso no quiere decir que el profesor inglés o americano no tenga esa capacidad de empatía, ni mucho menos, pero obviamente ha aprendido el idioma de otra manera. No basta con hablar perfectamente un inglés nativo para convertirse en un buen profesor de dicho idioma.

En definitiva, un buen profesor de idiomas necesita tener un altísimo nivel en la materia, claro está. Pero mucho más importante aún son sus cualidades como docente, su empatía, inteligencia emocional y capacidad didáctica para explicar y estructurar una clase. Su lugar de nacimiento o acento tiene poco que ver con esas capacidades.

Llevo más de 15 años en el sector de la enseñanza de idiomas, como profesor, monitor y director de la agencia Move your Class. Soy belga de nacimiento, licenciado en filología inglesa y he vivido 5 años en el Reino Unido e Irlanda...

Clases de inglés online

Webs profesionales de idiomas

SpanishTeacher.pro

Move your Class

 
10 aniversario - Clases de inglés online

+ de 10 años enseñando Inglés

 
Clases de inglés online
10 aniversario - Clases de inglés online

+ de 10 años enseñando Inglés

 

TLF 665 31 68 91